Es útil, eficiente y gratis. Además, evita la tala de árboles para la fabricación de las tarjetas tradicionales. De este modo, se disminuye la amenaza de calentamiento global y contribuye a la protección del medio ambiente.
  • 100% gratis.
  • 100% protección del medio ambiente.
  • Alta calidad sin publicidad.
  • Puedes enviar el contenido a tu destinatario a través de e-mail, redes sociales, y APPs. Por ejemplo, a través de Facebook, Twitter, Apps para los dispositivos móviles, Skype, mensajes del teléfono móvil, etc.
  • No sólo se pueden añadir texto e imágenes al editar su tarjeta, también es posible añadir vídeos, música de fondo, y mapas, además de canciones o mejores deseos que puedes grabar tú mismo.
  • Las opciones de edición de las tarjetas son amplias y flexibles, puedes personalizar tu tarjeta.
  • Puedes usar directamente las plantillas.
  • Nuestro sitio web es multiplataforma y compatible con varios sistemas operativos, por lo que se puede utilizar en ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes (tales como PC, Mac, teléfonos Android, iPad, iPhone, etc.) para editar, ver, enviar y gestionar las tarjetas. (No utilice Flash, que puede crear problemas de compatibilidad.)
  • Las tarjetas que están a medio hacer se pueden guardar de forma que los usuarios pueden seguir editando más tarde. Esto es posible si el usuario cambia a otra plataforma diferente.
  • Todos los usuarios pueden gestionar sus tarjetas, incluido las recibidas, las enviadas, así como las medio editadas. Es tan fácil como la gestión de los correos electrónicos en su buzón.
  • Las tarjetas pueden insertarse en sitios web externos.
  • Las tarjetas pueden enviarse a destinatarios ilimitados y varias a la vez.
  • El usuario puede utilizar la agenda de contactos para seleccionar los destinatarios que recibirán las tarjetas.
  • Después de enviar las tarjetas, los destinatarios pueden hacer tarjetas con mucha facilidad para responder al remitente. Esto facilita que el remitente pueda recibir una respuesta a la tarjeta de su destinatario.
  • Dispone de muchos idiomas diferentes.
La definición de “tarjeta virtual” de Hi! My Card:
Debe tener el mismo nivel de utilidad y características que el “correo electrónico”, se puede llamar “tarjeta virtual”. Ambos provienen de una evolución de un objeto material a un objeto virtual.
En el futuro, no enviaremos más tarjetas tradicionales sino tarjetas virtuales, este hecho es tan natural como que ahora ya no enviamos cartas por correo postal sino mediante correo electrónico.
Tarjeta a cargo de una imprenta Tarjeta semi-virtual Hi! My Card
(Tarjeta virtual)
Visión de conjunto Después de ir a una tienda a comprar la tarjeta, se escribe el texto y se pegan los sellos antes de tirarla al buzón. El destinatario tendrá que esperar más de un día hasta que la tarjeta llegue a su buzón. Después de comprar y pagar el servicio, se pueden editar en línea, dentro de un rango limitado de opciones de diseño. Luego, una imprenta imprimirá varias copias de esta tarjeta. Los destinatarios han de esperar más de un día hasta que las tarjetas lleguen a su buzón. Se puede elegir en una variedad de opciones de edición en línea, y notificar a los destinatarios a través del correo electrónico pulsando un botón. Éstos pueden recibir y disfrutar de las tarjetas inmediatamente.
Contenido Texto e imagen. Texto e imagen. Texto, imagen, película, música de fondo, sonido y mapa.
¿Cómo se obtiene? Se compra la tarjeta en la tienda. Se hace un pedido desde la página web. Es gratis y disponible inmediatamente.
Precio El precio de compra de las tarjetas y los sellos. El precio de compra de las tarjetas, el servicio y los gastos de envío. Completamente gratis
Coste(Costo) medioambiental La tala de árboles, la materia prima para fabricar las tarjetas tradicionales; y el combustible de los medios de transporte consumidos durante la compra de la tarjeta y el envío por el correo postal. La tala de árboles, la materia prima para fabricar las tarjetas tradicionales; y el combustible de los medios de transporte consumidos en el envío por el correo postal. No se talará ningún árbol por más tarjetas que envíes, ni se consume el combustible de los medios de transporte.
Dirección Caso típico: un día quieres enviar una tarjeta a una persona, pero te das cuenta de que no tienes su dirección. Caso típico: un día quieres enviar una tarjeta a una persona, pero te das cuenta de que no tienes su dirección. Puedes enviar el contenido a tu destinatario a través de e-mail, redes sociales, y APPs. Por ejemplo, a través de Facebook, Twitter, Apps para los dispositivos móviles, Skype, mensajes del teléfono móvil, etc.
Velocidad del envío Depende, quizás unos días o más, dependiendo de la distancia. Depende, quizás unos días o más, dependiendo de la distancia. El destinatario recibirá la tarjeta en seguida.
Experiencias del destinatario Aunque una tarjeta física da una sensación palpable, sus diseños son estereotipados y les falta emoción. Aunque una tarjeta física da una sensación palpable, sus diseños son estereotipados y les falta emoción. Quizás el diseño de la tarjeta no sea tan elegante y especializado, pero esta tarjeta elaborada por ti mismo contiene todo tu sentimiento y amor, y es más fácil que llegue al corazón.
Conservación Mucho tiempo, pero existe la posibilidad de perderla. Mucho tiempo, pero existe la posibilidad de perderla. Su archivo es permanente. Además, puedes gestionar todas tus tarjetas, incluyendo las recibidas, las enviadas, los borradores en proceso de edición, etc. Es tan fácil de administrar como si gestionaras tu correo electrónico.
Apreciar y volver a disfrutar Tienes que abrir un cajón de tu habitación, ya que es poco probable que la lleves contigo. Tienes que abrir un cajón de tu habitación, ya que es poco probable que la lleves contigo. Cualquier momento y cualquier lugar; puede ser en casa, en la escuela, en la oficina, de camino a casa, en una reunión, en la playa o en el extranjero, siempre que tengas acceso a internet.
Envío a varios destinatarios El gasto en tarjetas y el tiempo de redacción aumenta a medida que envías más tarjetas. El precio sube a medida que aumenta de la cantidad de tarjetas. Una misma tarjeta se puede enviar a diferentes destinatarios, como si enviaras un correo electrónico. Es gratis y reduce el trabajo.